Noticias

Los gases de escape de los motores diesel son cancerígenos, según la OMS

2012-06-12

12 jun (AFP).- Los gases de escape de los motores diesel  entraron a formar parte de la lista de los elementos considerados como cancerígenos para el hombre por el Centro Internacional de Investigación sobre el Cáncer (CIRC), una agencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En 1988 el CIRC, con sede en Lyon (Francia), puso las emisiones de los motores diesel en la lista de gases probablemente cancerígenos para el hombre (Grupo 2A), recordó este martes el Centro tras una reunión de trabajo.

Los expertos reunidos en Lyon consideran que ya existen pruebas suficientes para demostrar que la exposición a los gases de escape de los motores diesel está relacionada con un mayor riesgo de cáncer de pulmón y, en consecuencia, los incluyeron en la lista (Grupo 1) de elementos cancerígenos.

“Las pruebas científicas son irrefutables y las conclusiones del grupo de  trabajo fueron unánimes: las emanaciones de los motores diesel causan cáncer de pulmón”, declaró el doctor Christopher Portier, presidente del grupo de trabajo del CIRC.

“Habida cuenta del impacto adicional para la salud de las partículas diesel, la exposición a esta mezcla química debe reducirse en el mundo entero”,  añadió en una declaración.

Además, los expertos constataron una “asociación positiva” con un riesgo mayor de cáncer de vejiga, pero sobre la base de elementos más limitados.

Muchas personas están expuestas a diario en el mundo a las emisiones de los motores diesel, no sólo a través de los vehículos sino también por otros medios de transporte (trenes, barcos, etc.) y por los generadores eléctricos, recuerda el CIRC.

Por otro lado, el grupo de trabajo concluyó que los gases de escape de motores de gasolina son “quizá cancerígenos para los seres humanos (Grupo 2B)”, una clasificación “sin cambios desde la anterior evaluación en 1989″.

Desde 1971, los investigadores evaluaron más de 900 agentes, de los cuales  400 fueron clasificados como cancerígenos o potencialmente cancerígenos para el  hombre.

“Mi reacción es: ¡Por fin!”, dijo el doctor Patrice Halimi, secretario  general de la asociación Salud Medio Ambiente Francia, que reagrupa a 2.500 médicos.

“Se sabe desde hace tiempo que el diesel es una mala elección sanitaria, y  que esta política pública (destinada a promover el diesel) es un error”, añadió.

El diesel tiene la reputación de ser mejor para el clima que el motor de  gasolina por generar menos CO2 por kilómetro, pero emite partículas finas.

Estas partículas, emitidas también por la calefacción a base de leña y la industria, provocan muertes. En Francia, el Ministerio de la Ecología cifra en 42.000 las personas que mueren prematuramente cada año por este motivo.

Además, el diesel emite un gas, el dióxido de azoto (NO2), responsable de  enfermedades respiratorias y cardiovasculares.